Skip to content

¿Qué estas buscando?

Deshidratado: una antigua forma de conservar el sabor

Deshidratado: una antigua forma de conservar el sabor

El deshidratado es una de las formas más antiguas de preservar los alimentos que existen; es simple, seguro y ayuda a mantener color, aroma y sabor de nuestros ingredientes por más tiempo. También es una gran alternativa al uso de conservadores, lo cual tiene mucho sentido, no se agrega nada al deshidratar nuestras verduras y solo elimina el agua.

La idea general de deshidratar un producto es que elimine eliminar el agua para que no necesite conservadores

Al cosechar tomates, los agricultores de Knorr los dejan secar una semana, lo que genera un aumento en su dulzura y reduce la cantidad de agua que debe extraerse. Medimos la dulzura de nuestros tomates con la prueba llamada Brix, cuanto mayor es el número más dulces son.

Es sorprenderte la cantidad de agua que contiene una verdura. Por ejemplo, necesitamos cosechar 12 toneladas de cebollas por cada tonelada de cebolla deshidratada que producimos. Esa es toda el agua que no diluirá el sabor durante la preparación de un platillo.

No todos nuestros ingredientes sustentables se secan, muchos se convierten en pasta o pulpa para alimentos como sopas o pastas. Pero para nuestros productos deshidratados, nos da tranquilidad saber que un método que tiene miles de años continuará ayudando a proporcionar ingredientes sabrosos.

Descubre las recetas de los 50 Alimentos del Futuro:

En Knorr queremos inspirarte a disfrutar los 50 Alimentos del Futuro. ¡Atrévete a probar un ingrediente nuevo hoy! Descubre nuestra sección de recetas que hacen la diferencia.