Skip to content

¿Qué estas buscando?

Cereales, Granos, Leguminosas y Más

Cereales, Granos, Leguminosas y Más

10 tipos de alimentos para un futuro mejor

Descubre las 10 categorías de los 50 Alimentos del Futuro

Algas: Seguramente en tu día has encontrado algas marinas en tu rollo favorito de sushi, pero sabías que estas plantas de cultivo marino son críticas para la producción de oxígeno y son ricas en ácidos grasos esenciales fitoquímicos/antioxidantes y además tienen un sabroso sabor umami. Atrévete a darle un twist a tu próxima ensalada con algas wakame ligeramente fritas para un sabor salado y crujiente.

Leguminosas: Esta familia de leguminosas son una opción inteligente para los agricultores porque convierten el nitrógeno de una manera que ayuda a otros cultivos a crecer. ¡También son una rica opción para nosotros porque son nutritivos y deliciosos! Atrévete a cambiar la carne molida por frijoles negros o agrega lentejas a tu próxima hamburguesa y obtendrás un plato lleno de proteína con mucha fibra y sabor.

Cactus: Más que una linda decoración del hogar, el cactus ha formado parte nuestra cocina mexicana durante mucho tiempo. Los nopales o tunas son resistentes a la sequía y están llenos de minerales, fibra y antioxidantes. ¡Úsalos para agregar sabor fresco a ensaladas, enchiladas y más!

Cereales y granos: Los granos son alimentos básicos en todo el mundo, pero nuestra dependencia global del arroz y el trigo limita los nutrientes que obtenemos con nuestros carbohidratos y restringe los sistemas alimenticios de tal forma que es perjudicial para el medio ambiente. Disfruta de algo nuevo, como la quinoa que es un cereal libre de gluten que puede reemplazar al arroz. El arroz es una semilla que la expones al fuego para hacerla estallar para obtener una versión nutritiva de las palomitas de maíz.

Verdes frondosos: Las verduras de hoja verde aportan fibra, vitaminas, minerales y una gran cantidad de beneficios para la salud. Por ejemplo, las espinacas y la col rizada son populares en ensaladas y sopas. Atrévete a probar estos ingredientes en innovadoras recetas junto con otros Alimentos del Futuro como los berros.

Champiñones: Agrega una textura carnosa y sabor salado a tus platillos, pastas, salteados y salsas con un maitake de sabor terros. Saborea los beneficios de las vitaminas, las proteínas y la fibra.

Nueces y semillas: Si bien los frutos secos y las semillas se presentan en la cocina mundial, hay muchas variedades subutilizadas que ofrecen muchos beneficios nutricionales, ambientales y sabor. Las semillas de ajonjolí se pueden agregar a salsas, ensaladas o productos horneados, para aumentar las proteínas, la fibra y las grasas buenas (omegas).

Verduras de raíz: Crecen en lo profundo de la tierra y emergen resistentes y nutritivas para nuestros platillos. El salsifí negro es un ejemplo menos conocido y ofrece vitamina E, hierro y un sabor dulce a chirivía. Pruébalo asado como guarnición o en puré, en lugar de la papa.

Brotes: Hay una variedad de alimentos familiares que pueden duplicar o triplicar su valor nutricional cuando se les permite germinar antes de comerlos. Por ejemplo, los garbanzos son deliciosos y saludables, pero cuando brotan se vuelven más crujientes logrando un sabor a nuez y con muchas proteínas.

Tubérculos: Son una valiosa fuente de energía, prepara unos deliciosos tacos rellenos de jícama para dar un sabor dulce y lleno de frescura.

Descubre las recetas de los 50 Alimentos del Futuro:

En Knorr queremos inspirarte a disfrutar los 50 Alimentos del Futuro. ¡Atrévete a probar un ingrediente nuevo hoy! Descubre nuestra sección de recetas que hacen la diferencia.